El alcohol, una droga legal

El alcohol es simultáneamente una sustancia química, un brebaje y una droga que modifica intensamente el funcionamiento del sistema nervioso.

Al principio actúa como un anestésico general, interfiriendo sutilmente con algunas funciones como el pensamiento, el razonamiento o el juicio. Sin embargo, a medida que la concentración de alcohol en sangre va aumentando, los efectos se hacen más intensos hasta que incluso se afecta la función motriz básica.

A mayores niveles en sangre aparece el sueño y, en último término, se puede producir la muerte como resultado de la anulación de la respiración.

Afecta casi todos los órganos del cuerpo ya sea directa o indirectamente. Por tanto, si el abuso es crónico, el alcohol puede causar múltiples problemas médicos ya sea afectando al hígado, al páncreas, al sistema endocrino y al sistema nervioso. La utilización crónica puede tener otras consecuencias sociales importantes, bien por perder una carrera, los amigos o la familia.

Ahora es el momento, pide ayuda y ponte en marcha.

Envíanos un mensaje para cualquier consulta o duda que tengas sobre lo que te preocupa. Te responderé lo antes posible, 🙂

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Teléfono