Déficit de atención

¿Qué es el déficit de atención?

Su nombre técnico TDAH.

Oímos en los telediarios, leemos en los periódicos y recibimos en nuestra newletter por mail, noticias relacionadas con el TDAH o déficit de atención. Es curioso cómo han aumentado los casos de TDAH en los últimos años, y esto nos hace pensar:

¿Qué está pasando?

¿Qué hemos estado haciendo mal para que ahora tengamos este trastorno en nuestros menores?

¿Será que estamos errando en las etiquetas?

Y no es para menos que nos hagamos estas preguntas y muchas más. Los que habitualmente trabajamos con este trastorno, podemos encontrar los matices entre un niño hiperactivo, y un niño nervioso, pero, ¿Qué está pasando entonces?

Tenemos que tener en cuenta que muchos niños erróneamente diagnosticados de hiperactividad están siendo medicados, y no estamos hablando de cualquier cosa.

¿Qué puede llevarnos al error en el diagnostico?

Hemos de saber que, en muchas ocasiones, la formación en profesorado, orientadores o psicopedagogos es limitada en cuanto a los trastornos, tienen formación básica en los trastornos más usuales, por lo que pueden confundirse al encontrar síntomas parejos. Por eso es necesaria una buena evaluación multidisciplinar. No olvidemos que, si nos paramos a leer el DSM-V todos tendremos síntomas de muchos de los trastornos, pero, la diferencia está en el grado, un trastorno expone que esos síntomas los presentamos en un alto grado, por tanto, todo niño nervioso no tiene un trastorno.

Niños hiperactivos

¿Cómo puede ser que un niño presente conductas hiperactivas sin tener el trastorno?

Existen muchos niños a los que les cuesta mantenerse sentados en la silla durante horas, atender sin desconcentrarse, puesto que cada niño tiene una personalidad y unos hábitos, muchos se aburren porque están acostumbrados a actividades más estimulantes, como por ejemplo las tabletas, el exceso de azúcar en sus cuerpos, “no tienen más remedio que ser hiperactivos”.

Falta de motivación, problemas de audición, autoestima baja en cuanto a su eficacia…También las preocupaciones o situaciones molestas que puedan estar viviendo, como problemas de autoestima, discusiones familiares, falta de amistades, les hace estar inquietos, puesto que los niños no saben muchas veces analizar, entender y canalizar sus emociones funcionalmente, se sienten inquietos, incomodos, irascibles y son niños molestos y con mala conducta.

Y por supuesto, los niños de ahora, no son como los de antes, han cambiado los valores, la forma de ver el mundo y la forma de comportarse en él.

Niños hipoactivos

De otro lado encontramos niños con falta de atención e hipoactivos, lentos y dispersos. Estos niños son los grandes olvidados, puesto que no crean conflicto en el aula, en muchas ocasiones no se les atiende como corresponde.

También debemos reconocer que dentro del déficit atencional con o sin hiperactividad o hipoactividad, existen grados. Los TDAH graves se diagnostican con rapidez, los síntomas son claros, notorios y de elevada intensidad, y no se han encontrado otras causas, no hay duda. El problema una vez más lo encontraremos con los moderados y leves.

¿Qué se recomienda a la hora de evaluar la problemática?

Debe haber una evaluación por parte del departamento de orientación psicopedagógica, que, en caso de encontrar señales, derivará a USMI, donde harán una evaluación exhaustiva, pudiendo pedir una segunda opinión en clínica privada especializada.

Existen también asociaciones que cuentan con muchos profesionales especializados. A su vez, cuentan con becas para su tratamiento por parte del ministerio de educación, algo que ha puesto la lupa en las evaluaciones exacerbadas.

Una vez evaluado el problema, debemos atajar la problemática, con o sin trastorno, hemos encontrado una dificultad, con o sin etiqueta debemos poner medidas adaptativas y herramientas en su mano para ayudar al niño a conseguir el éxito académico que necesita, desde profesionales especializados, hasta adaptaciones en el aula, y reeducación y cambios de hábitos en el hogar.

Dra. Mariola Rubio Alegre
Directora del Centro de Psicología 

+34  - 626 728 554

Gracias por visitarnos.

Cualquier duda o consulta puedes escribirnos desde nuestro formulario de contacto. 

Llámanos en el horario que te indicamos o puedes hacer click! desde el botón más abajo.