PSICOSALUD BENIDORM

cita: 626 72 85 54
965 87 37 97

Terapia de Pareja

Los problemas de pareja se pueden solucionar con ayuda experta.

Terapia de pareja

En todas las parejas se dan conflictos debidos a interpretaciones erróneas que hacemos del comportamiento del otro o a fallos en el proceso de comunicación. Fallamos sobre todo en reconocer los juicios erróneos que nos formamos a cerca de nuestra pareja.
Hay muchas parejas que están en crisis. Estas crisis provocan que entre el 40 y el 55% de ellas tengan probabilidades de terminar en una separación.

Los recién casados, en la cúspide del amor y el romance, no desean sino un matrimonio feliz. Creen a menudo que su relación es diferente y que su profundo amor y optimismo lo sostendrá. En algunas ocasiones es posible que los problemas que se puedan ir acumulando tomen a la pareja desprevenida. Entonces se vuelven conscientes de los malestares y los daños que se han producido sin saber a menudo dónde radica el problema.

A medida que la relación se tambalea se llena de desilusiones, malentendidos y una pobre comunicación. Es posible que la pareja llegue a pensar que toda su relación ha sido un error.
Es entonces cuando es preferible que la pareja consulte con un terapeuta, ya que hay muchas cosas que pueden aprender de ellos mismos y de la forma en que se relacionan que hará que todo cambie. Una buena terapia de pareja puede solucionar gran parte de estos conflictos.

Por desgracia, hay fuerzas que hacen daño a la relación: desilusiones, celos, malentendidos, malas comunicaciones. Pocas veces el amor es lo suficientemente fuerte como para resistir a esas fuerzas divisorias y sus derivados: el resentimiento y la rabia. Se necesitan otros ingredientes en la relación para que el amor se fortifique en lugar de disolverse.

Aunque el amor es un incentivo poderoso para que los miembros de la pareja se ayuden, apoyen, se hagan felices el uno al otro y creen una familia, no constituye en sí mismo la esencia de la relación, pues no provee las cualidades y aptitudes personales que son decisivas para sustentarla y hacerla crecer. Hay cualidades especiales como el compromiso, sensibilidad o confiabilidad, que son determinantes para una relación feliz. Los cónyuges deben cooperar, transigir y proceder con decisiones solidarias. Deben saber adaptarse, reconocer errores y perdonar. Tienen que ser tolerantes con los defectos, errores y rasgos particulares del otro. Si se cultivan esas virtudes durante cierto período, el matrimonio se desarrolla y madura.

A menudo, las personas carecen de la habilidad que les permita tomar decisiones conjuntas o descifrar los mensajes del otro. De desenredar los nudos que se han ido creando durante la relación.
A lo largo de mi carrera he logrado constatar de que podía ayudar a esas parejas desavenidas, si corregía sus interpretaciones erróneas, les enseñaba una comunicación más explícita y les mostraba como ver con más acierto las señales de su pareja.

¿Cómo es la terapia de pareja?

Al trabajar en una terapia de pareja primero se exponen los distintos tipos de problemas con los que la pareja se siente identificada. A veces el problema es evidente: hay más bajo la superficie de lo que se ve a simple vista, respecto de lo que piensan y sienten las personas y la manera en que actúan entre sí.

Como terapeuta trato de comprender el problema, después explico la índole de sus problemas, les ayudo a reconstruir los bloques del edificio que hace sólida la relación, mediante ejercicios de pareja. Ayudo a que aprendan como demostrar a su pareja que siente interés por ella, empatía y comprensión. Enseño la manera en que pueden corregir las distorsiones cognitivas, mediante ejemplos concretos. Después enfoco el modo de conversar con la pareja entre sí y pruebo que la conversación, cambiando algunos aspectos, nos produce más placer y disminuye conflictos. Después de haber eliminado las trabas que se producen en la conversación y haber atacado los problemas prácticos de la convivencia, es cuando la pareja está preparada para hacer frente a los hábitos y características de su pareja que le enfurecen… También es el momento de trabajar problemas concretos, como estrés, inhibiciones sexuales o la infidelidad.

Consideraos mutuamente confidentes, compañeros y amigos.
Luchad por unos cimientos sólidos de confianza, lealtad, respeto y seguridad.
Afianzad el compañerismo.

Si tenéis problemas en vuestra relación, llamadnos: 626 72 85 54

Dra. Mariola Rubio. Especialista en terapia de pareja.
Consúltanos tus dudas