¿Tiene tu hijo miedo a salir a la calle?

niños miedo salir

¿Por qué sucede esto?¿Es normal?

Pues en realidad es más normal de lo que parece. Parecería lógico que estuviesen deseando salir, después de tanto tiempo en casa, pero en realidad el efecto psicológico que eso produce es el contrario. Por varias razones:

  1. Porque ven a los padres u otros adultos asustados.
  2. Porque escuchan noticias, pero no las comprenden bien y sólo se quedan con una parte: ¡peligro en la calle!
  3. Porque nuestro cerebro es de costumbres. El cambio produce una disrupción que hay que asimilar, y, dependiendo de la condición del cambio al que hay que enfrentarse, cuesta más o menos. Por eso son tan importantes las rutinas. Y ahora, los niños tienen que volver a cambiar esas rutinas.

¿Qué debemos hacer? ¿Cómo les ayudamos?

  1. Hablar con ellos de sus sentimientos y mostrarles comprensión.
  2. Saber exactamente qué les asusta, cuáles son sus pensamientos. Muchos estarán distorsionados por su edad y falta de comprensión de la información
  3. Darles información precisa.
  4. Informar sobre las precauciones, sin asustarles. Tienen que entender que ahora hay que convivir con el virus y debemos adaptarnos a unas ciertas medidas de seguridad. Y, si las llevamos a  cabo, ya podemos sentir que hemos hecho todo lo que está en nuestras manos y somos responsables ¡Eso les dará seguridad!
  5. Hacer salidas graduales. Como, por ejemplo, que os acompañen a tirar la basura o estar unos minutos cerca de la puerta de casa. Siempre intentando que se distraigan y no piensen en el peligro. Después vamos aumentando en tiempo y/o distancia, pero en varios pasos.

¿Qué NO debemos hacer?

  1. Obligarles. No se les puede sacar de casa si no están preparados. Vuelve a repasar los conceptos anteriores y haz que estén listos.
  2. Después de explicadas y comprendidas las medidas anteriores no puedes permitirles que se queden en casa. Ni por vuestro propio miedo ni por evitar el suyo. Tienen que enfrentarse a su miedo, si no se convertirá en un trastorno psicológico grave.
  3. No mostrar vuestro propio miedo. Si lo sentís, debéis disimularlo. Y si no sois capaces de superarlo vosotros, debéis pedir ayuda psicológica. Recordad que el 90% de los miedos de los niños vienen por los miedos o por el exceso de preocupación de los padres.
  4. No utilizar la palabra «cuidado» cada poco. Esa es la base para generar miedos en los niños
  5. No buscar el buen comportamiento mediante el miedo. Por ejemplo: si no te duchas cuando te lo pido te va a coger el virus. En cambio, se explica por qué es importante la ducha, las razones por las que se le pide pero sin extremar la mención de gran peligro.

Si te ha quedado alguna duda no dudes en contactar con nosotros y te ayudaremos a resolverla. Sin salir de casa, por teléfono o video conferencia seguimos llevando nuestras terapias habituales.

LLAMA AHORA